Una vez más, el pasado día 24 de Mayo los Hermanos Rectificados de España llevaron a cabo una jornada de convivencia fraternal para celebrar la Festividad Nacional de la Orden en el Templo de los Valles de Zaragoza, cuyo espacio ya se queda escaso para este tipo de eventos. Con un Templo repleto de Hermanos se celebró una Tenida en Grado de Aprendiz dirigida por la J. y P. L. Guillem de Montrodón, en la cual estuvieron representadas otras cinco Logias de Obediencias distintas.

Por la Tarde, tras un distendido ágape, se realizó un debate sobre cuestiones relativas a la instrucción por preguntas y respuestas del Grado de Aprendiz.

Destacar la total y absoluta armonía entre los Hermanos que reflejó fielmente las palabras del salmista: “Ved qué bueno es, qué grato convivir los hermanos unidos” (Salmo 133). Siendo así, manifestamos el deseo de poder seguir celebrando todos los años este encuentro fraternal para todos los Hermanos de buena voluntad que desean dar testimonio de la concordia y la caridad cristiana que siempre deben reinar en la Orden Rectificada, sea cual sea la Obediencia que la represente.