La Orden Rectificada en España recuperó la vuelta a la normalidad pospandemia en la celebración de la Festividad de San Miguel Arcángel en Madrid el pasado sábado día 2 de octubre de 2.021, y lo hizo con renovada fuerza y vigor, dado el nutrido número de Hermanos que decoraron tanto el Oriente como las columnas del Templo.

Por la mañana se reunió el Gran Capítulo de la Orden Interior para tratar los temas administrativos ordinarios. Destacamos que, pese a la pandemia, el crecimiento de miembros de nuestra Orden en este último año fue positivo, y es posible que en breve veamos establecerse en España algún nuevo estamento simbólico. En este Gran Capítulo quedó re-instalado como Comendador de Barcelona y Diputado Maestro el B.A.H. Mario M., y se recibió a un nuevo Caballero Capitular de la Encomienda de Madrid para ayudar en los Trabajos de la Orden.

Por la tarde se llevó a cabo la Tenida del Directorio Nacional de las Logias Reunidas y Rectificadas de España, donde este año contamos con delegaciones visitantes de la Gran Logia Regular de España de Menfis-Mizraim, Supremo Consejo del Grado 33° del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España (descendencia 1.811) y del Gran Oriente de España (descendencia 1.780). Enviaron sus excusas los Serenísimos Grandes Maestros del Directorio Nacional Rectificado de Francia – Gran Directorio de las Galias, Gran Priorato Rectificado de Italia y Gran Logia Soberana de Portugal, con quienes tendremos ocasión de encontrarnos en el mes de Diciembre en Marsella. Este año, el Serenísimo Gran Maestro / Gran Prior del GPRDH ofreció a los asistentes una Alocución titulada “El Corazón del Hombre, Tabernáculo del Eterno para la reintegración”, que fue seguida con atención por los presentes.

Se anunció la fecha de la próxima Festividad del DNRF-GDDG, que será el próximo 11 de diciembre en Marsella, a la que asistirá una delegación del GPRDH, como ya es habitual, para seguir fortaleciendo los lazos fraternales y espirituales establecidos en torno al objetivo común de reconocer, defender y conservar el Régimen en su especificidad organizativa, estructural y doctrinal, a fin de que su esencia no sea alterada por el tiempo, declarando nuestra voluntad de promover dicho Régimen Rectificado conservando en todo momento la fidelidad íntegra a sus Principios fundacionales promulgados en los Conventos de Lyon (1778) y Wilhelmsbad (1782).

Al anochecer culminaron los actos con una cena fraternal donde hubo tiempo para la distensión y la convivencia.

Y al final de esta larga y provechosa jornada de trabajo y celebración, retornamos a nuestros lugares de origen con el feliz recuerdo del deber cumplido y el deseo de compartirlo con todos los HH. que por motivos de salud o de distancia no pudieron acompañarnos.

Descargar alocución del Gran Maestro AQUÍ